Quito, 26 de octubre de 2021.- Karen Flores juega actualmente en el Cal State Bakersfield Roadrunners en California. Previamente integró Dragonas, de Independiente del Valle, mientras que su primer club fue la Universidad San Francisco.

“Empecé desde muy pequeña gracias a mi abuelito y en sí a toda mi familia ya que son casi todos hombres y yo tenía que jugar con ellos porque nadie quería jugar a nada más que no fuera fútbol. A los 12 años entré a mi primer equipo, la USFQ, allí fui creciendo como persona y como jugadora”, comenta la delantera tricolor.

Karen combina muy bien el deporte con sus estudios. “El fútbol es algo muy importante para mí, estoy acostumbrada desde muy pequeña a estudiar y a jugar. Cuando estoy lesionada si no entreno algo me falta o si no juego también. Es algo fundamental para mí”, reconoció.

A la Selección Femenina fue convocada por primera vez a los 14 años a la Sub-17, tuvo convocatorias en la Sub-20 y hoy por hoy integra la categoría absoluta.

“Es diferente con tu equipo, estás trabajando constantemente; en selección nos juntamos por pocos días y ya se viene el partido, es más difícil. Representar a tu país es algo de mucha responsabilidad y de mucho orgullo”.

Karen Flores destaca el avance del fútbol femenino en selección: “Hoy es bastante diferente, las chicas que estuvieron en otros procesos nos cuentan, es muy diferente, estamos creciendo y eso me alegra mucho. Si ahora tenemos lo que tenemos, las generaciones que vienen tendrán mucho más”.

Su momento más complicado: Perder semifinales 3 años consecutivos con USFQ y luego en IDV.

Lo más feliz: La medalla de plata en los Juegos Bolivarianos en Colombia.

Su mensaje: Si de verdad el fútbol es lo que realmente quieren hacer, sigan sus sueños trabajando, y con la constancia que tengan, conseguirán lo que desean.

Departamento de Comunicación FEF

[email protected]

+593 994 366 835

Compartir