Quito, 26 de octubre de 2021.- Joselyn Espinales nació en Pedro Carbo provincia del Guayas hace 22 años, es volante y su juego se caracteriza por ser rápido; es efectiva en la recuperación del balón y principalmente, es una apasionada por el fútbol.

“De mi familia todos juegan, no profesionalmente, pero todos son apasionados por este deporte y me apoyan; juego desde los 6 años”.

Espinales inició su carrera en Fedeguayas, luego integró Unión Española, Alianza Petrolera de Colombia, El Nacional y recientemente reforzó a las Dragonas en los play off de la Superliga Femenina 2021. Tiene 3 campeonatos nacionales a su haber.

“Mi primer llamado a la Selección fue en el 2015 a mis 15 años, la profe Vane Arauz me dio la oportunidad y fuimos a un Sudamericano en Brasil, volví a ser llamada luego de dos años a la Sub-20 y tras competir en los Juegos Bolivarianos obtuvimos el segundo lugar. También fui a unos Odesur, jugué fútbol sala y en esta disciplina la Copa América y Sudamericanos. En el 2018 estuve en el proceso de la mayor y hoy de nuevo en La Tri Femenina”.

Para la centrocampista si bien es un sueño llegar a la Selección, lo ideal es “permanecer aquí, competir con otras selecciones, conocer a qué nivel puedes llegar y exigirte cada vez más y más”.

“Hoy tenemos la oportunidad de estar jugando dos amistosos con Venezuela, que nos van a dejar muchas enseñanzas para optimizar lo bueno y corregir aquello que no resulte bien”, finalizó.

El momento más complejo de su carrera: Una lesión en el arco costal que la alejó de las canchas un año y medio.

De los mejores momentos: La medalla de plata en los Juegos Bolivarianos en Santa Marta, Colombia.

Su sueño: Jugar en el extranjero nuevamente.

Su mayor motivación: Sus padres.

Su mensaje: “Que no se rindan, que busquen sus sueños y trabajen con esfuerzo dando más del cien por ciento”.

Departamento de Comunicación FEF

[email protected]

+593 994 366 835

Compartir