Boletín 0078

Guayaquil, 7 de octubre de 2021.- En el 2013 Michael Estrada sufrió un accidente de tránsito que pudo poner en riesgo el futuro de su carrera futbolística; sin embargo, para él, fue la ocasión propicia para probarse a sí mismo, cuál era su verdadera pasión.

El artillero que inició su trayectoria en el Club Patria, pasando por Macará, El Nacional, Independiente del Valle, Macará y que hoy milita en el Toluca de México, está listo para volver este jueves, al mismo lugar donde debutó.

“Debuté en el Monumental cuando jugaba en Macará y volver a esa cancha hoy con la Selección me hace recordar muchas cosas. Se jugaba con un juvenil en ese tiempo, me tocaba viajar y llegué al último porque tenía el pelo grande y la costumbre era cortárselo al juvenil (a manera de bautizo) y tenía miedo de que me lo corten. Es muy lindo, esperemos el día del partido poder marcar goles y celebrarlo con toda la gente a la que va a ser lindo ver”, indicó.

“No tiene precio el momento cuando tú llegas y te pones la mano en el pecho (al cantar el Himno Nacional), no sé cómo explicártelo”.

Sobre sus objetivos individuales y el gran propósito colectivo de estar en Catar 2022 dijo: En el fútbol como en la vida, “debemos tener objetivos claros y fe de que lo vas a lograr, para eso te esfuerzas el doble. Lo que yo estoy viviendo con la Selección es algo que yo soñaba y que ahora lo estoy cumpliendo”, enfatizó el tricolor.

“Tras pantalla uno celebraba los goles de la Selección y ahora te toca celebrar dentro de la cancha, nada es fácil todo cuanto queramos conseguir será complicado, lo importante es seguir luchando, si tu sueño es ese, tienes que perseguirlo hasta alcanzarlo”.

“Nunca rendirse y nunca perder la fe, esa es la última opción”, sentenció Estrada.

Departamento de Comunicación FEF

prensa@fef.ec

+593 994 366 835

Compartir